11 de marzo. Concentración “Nadie sin luz”

La ola de frío se fue y el pico de consumo ha bajado, como también ha bajado el precio del Kw/h. Pero como no sabemos cuándo llegará la próxima vez que las personas necesiten consumir más electricidad, por frío o por calor, y hasta cuánto subirá el precio del Kw/h. Y como entendemos que la legislación actual sobre la energía es injusta y castiga a las personas con menos recursos económicos, y como entendemos que es urgente la creación de una empresa pública de electricidad estatal y otra de titularidad municipal, mantenemos nuestras
exigencias plasmadas en la propuesta de moción que presentamos a los partidos políticos presentes en el Ayuntamiento de Córdoba y que no han tenido a bien recoger para que se traten en el pleno municipal.


La callada por respuesta del PP, y la falta de coincidencia del PSOE, Cs, IU y Podemos, hacen que las Marchas de la Dignidad y otros 33 colectivos de la ciudad no puedan transmitir la voz de las personas más afectadas, que no pueden hacer frente a los mínimos gastos necesarios para una vida digna en una ciudad que está en el triste pódium de pobreza del país. Una vez
más, la distancia y la falta de sensibilidad de los partidos con la ciudadanía se hace patente. En este caso, nos resulta especialmente dolorosa la actuación de IU y Podemos, que son la supuesta representación institucional de muchas personas trabajadoras que vieron en ellos la
opción para que su voz fuera escuchada en el Ayuntamiento. La falta de sintonía para poder presentar la moción en febrero ha continuado con el incumplimiento de su promesa de trabajar durante este pasado mes para presentarla en marzo.

Ayer, día 4, y tras no tener noticias suyas a pesar de haberles apremiado a vernos, decidimos dar por cerrada la vía de la moción y seguir en la calle con nuestras reivindicaciones, más que justificadas y avaladas, de que las personas sean el centro de la actividad política y, en este caso, de que nadie pase frío o calor en función de las ansias especuladoras de empresas sin corazón ni alma, a las que poco le importa que haya gente que sufra a costa de sus beneficios millonarios.

Por ello, el jueves 11 de marzo, a las 11 de la mañana, nos concentraremos en la puerta del Ayuntamiento mientras se produce el pleno municipal. Como ya dijimos en enero, no pararemos hasta que se tomen las medidas necesarias para que nadie vuelva a sufrir la pobreza energética.

Esta entrada fue publicada en Servicios Públicos. Guarda el enlace permanente.