RECUPERA TU SANIDAD. El 26 de marzo todxs a la calle

La Sanidad Pública continúa su inexorable proceso de deterioro y privatización. En el mes de octubre pasado miles de profesionales sanitarios fueron despedidos en Andalucía de la Sanidad Pública. Como contrapartida la Junta incrementó los contratos con la Sanidad Privada para quitar lista de espera generada por la falta de recursos personales y materiales en la Pública. Basta echar un vistazo en Córdoba a los hospitales Quirón, San Juan de Dios o la Cruz Roja para ver el grado de ocupación que tienen de enfermos provenientes de la Sanidad Pública. Es un modo sibilino y canallesco de privatización, traspasando dinero público a las arcas de las poderosas e influyentes empresas sanitarias privadas. Y encima intentar quedar bien delante de la gente por quitar lista de espera que (y eso no lo dicen) ellos mismos han generado reduciendo los recursos públicos disponibles.

   La Asistencia Primaria sufre un proceso de desmantelamiento mayor aún. Conseguir una cita en tiempo y hora es tarea prácticamente imposible en los Centros de Salud para Medicina de Familia y no hablemos ya para Pruebas Diagnósticas o Asistencia Especializada donde las esperas se eternizan. Lo peor es que la ciudadanía lo está asumiendo como una situación  “normal”, fruto también de las agresivas campañas publicitarias de las compañías privadas para hacer su agosto en la venta de sus seguros médicos. El 20 % de la población los tiene contratados, dándose la cruel paradoja que cuando la situación clínica se pone fea no dudan en remitir los casos complicados y difíciles a la Pública, ellos que se publicitan como la Panacea de la Asistencia Sanitaria. Es lo que se llama Vampirismo Asistencial.

   Las más de 38.000 personas mayores fallecidas en las residencias durante la pandemia no han sido suficientes para que se tomen medidas drásticas para transformar unos centros anclados en la asistencia del siglo XIX y en el beneficio empresarial, en unos centros de Titularidad Pública que den una atención y cuidados dignos y de calidad. El espíritu del IBEX 35 manda.

   El dinero que debía haberse dedicado a rescatar el Sistema Público ha ido a parar a empresas privadas: vacunas, rastreadores, pruebas diagnósticas, fármacos de dudosa eficacia y hospitales innecesarios mientras que permanecen cerradas miles de camas en hospitales públicos y el Sistema Nacional de Salud quieren convertirlo en un sistema de beneficiencia.

   Así pues ha llegado el momento en salir a la calle a luchar por una mejor Sanidad Pública universal, equitativa e igualitaria. Las Marchas de la Dignidad de Córdoba apoyan la Iniciativa Legislativa Popular promovida por CAS (Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad) para blindar y recuperar la Sanidad Pública cuyos puntos fundamentales son:

– Atención Sanitaria para todas las personas, independientemente de su situación administrativa.

– Derogación de las leyes privatizadoras y recuperación de los centros privatizados.

– Creación de un Sistema Público de Farmacia para evitar la dependencia de las multinacionales.

– Recuperación y Reforzamiento de la Atención Primaria con incremento de plantillas y medios.

– Garantizar la Atención Sanitaria de los Centros de Mayores por el Sector Público.

El próximo sábado día 26 de marzo a las 11,30 horas en el templete del bulevar del Gran Capitán habrá una Concentración con el inicio de la recogida de firmas.

Esta entrada fue publicada en Sanidad Pública, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.