21 abril – nacionalización de las eléctricas y subida de salarios

La escalada de los precios se ha disparado en nuestro país en los últimos meses, hasta el punto de llevarnos a unos niveles que no veíamos desde los años 80. La espiral desatada por el encarecimiento de los carburantes y de otras materias primas se ha terminado trasladando el resto de productos y servicios. Su estructura oligopólica le ha permitido al cártel energético chantajear al resto de la sociedad, estrangulando la oferta en un sector cautivo de la economía, y obteniendo el mayor margen de beneficios que jamás hayan tenido, debido, entre otras razones, al perverso sistema marginalista que rige el mercado eléctrico.

El estallido del conflicto ucraniano y las sanciones económicas a Rusia han venido a empeorar aún más la situación, llevándonos a una situación extrema. Como consecuencia de todo esto el coste se ha trasladado hasta las familias y los consumidores finales. La situación se ha vuelto crítica para los sectores de la población más vulnerables, para los trabajadores autónomos y las pequeñas empresas a los que cada vez les cuesta más llegar a fin de mes.

Es urgente que el gobierno tome medidas al respecto, frene la escalada de precios, ataje los comportamientos especulativos y proteja al conjunto de la sociedad.

Por todo ello exigimos:

  • Cambiar el irracional sistema marginalista que rige en el sector eléctrico.
  • Intervenir y/o nacionalizar todos los sectores estratégicos de la economía, en especial en el sector energético.
  • Proteger a los sectores de la población más vulnerables con medidas específicas orientadas a ellos.
  • Controlar los precios de los alquileres, evitando que se revalorizan por un IPC que está desbocado.
  • Acelerar las inversiones para reducir la dependencia energética del exterior y sustituir todas las instalaciones basadas en los hidrocarburos.
  • Apoyar a los sectores de la economía (industria, transporte, agricultura, ganadería y pesca) que se están viendo obligados a reducir su actividad o trasladar los costes hacia el usuario final para evitar que esta situación se traduzca en una destrucción de empleo.

Como consecuencia de todo esto no nos queda más alternativa que movilizarnos en defensa de nuestros derechos. Desde las Marchas de la Dignidad / En Marcha por Andalucía llamamos a toda la ciudadanía andaluza a participar en una jornada de lucha, descentralizada, que tendrá lugar el próximo 21 de abril en toda Andalucía.

Nos vemos en las calles, seguimos en la lucha

Andalucía 27 de marzo de 2022

Marchas de la Dignidad / En Marcha por Andalucía

Esta entrada fue publicada en Carestía de la vida, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.